Posted on: junio 8, 2024 Posted by: Fran Cortes Comments: 0

Con los Juegos Olímpicos a la vuelta de la esquina iniciamos una serie en la que iremos repasando distintas leyendas de los Juegos Olímpicos. El criterio de elección es el de una protagonista por cada edición de los Juegos Olímpicos intentando meter cierta variedad y que no siempre sean jugadoras estadounidenses. En algunos casos la elección de un nombre nos servirá también para homenajear a toda una generación. Casi con total seguridad éstos serán los Juegos de Diana Taurasi pero para las otras ediciones hemos elegido otras protagonistas.

Iniciamos ésta serie con una de las mejores entrenadoras de la historia del baloncesto quien tuvo su debut olímpico como jugadora. Hablamos de Patricia Sue Head-Summitt, más conocida como Pat Summitt.

El baloncesto femenino llegaba a los Juegos Olímpicos en 1976 (40 años más tarde que el masculino). Lo hacía en unos Juegos Olímpicos disputados en Montreal (Canadá) y que disputarían un total de 6 selecciones (Bulgaria, Canadá, Checoslovaquia, Japón, Unión Soviética y Estados Unidos). El gran dominador del baloncesto era entonces el bloque soviético, con Uliana Semenova (protagonista de otro capítulo) como gran dominadora del baloncesto mundial. En éstos Juegos Olímpicos el torneo se disputó en formato de liguilla (todos contra todos) dominando claramente la Unión Soviética que venció a Estados Unidos por un claro 112-77. Pero no fue la única derrota de las estadounidenses donde Pat Head (nombre de soltera) era una de las más destacadas. También perdieron un encuentro ante Japón (71-84). Pero un balance de 3-2 (empatadas con Bulgaria) y la victoria contra las de la Europa del Este les daban la medalla de plata.

Desglosados los únicos Juegos Olímpicos de Pat Summitt como jugadora repasemos un poco su trayectoria. Como jugadora estuvo en la Universidad de Tennessee Martin entre 1970 y 1974. La falta de una liga profesional hizo que como muchas tuviese que dejar el baloncesto activo. Aún así, cuando ya llevaba dos años entrenando a las Tennessee Lady Vols (el equipo de su vida) representó a Estados Unidos en Montreal en una seleccióncon otras leyendas como Lusia Harris, Ann Meyers o Nancy Lieberman.

Ya centrada en los banquillos llegó una nueva cita olímpica para Pat. Ésta vez era la encargada de dirigir a la selección de Estados Unidos en casa, en los Juegos de Los Ángeles 84. Las anfitrionas tenían un equipazo y eran las máximas favoritas al oro. En plena guerra fría 4 años antes en Moscú 1980 Estados Unidos y algunos países de su entorno habían hecho boicot a los Juegos Olímpicos, boicot que devolvían los países del bloque soviético algunos de los cuales eran potencias del baloncesto femenino. Eran de nuevo unos Juegos descafeinados. En un posterior capítulo hablaremos con más detalle de éstos Juegos cuando hablemos de una de las jugadoras de aquel equipo americano.

La carrera universitaria de Pat Summitt duró desde 1974 hasta 2012 dirigiendo a las Lady Vols de Tennessee y protagonizando posiblemente la mayor rivalidad de la NCAAW en toda su historia contra las UConn Huskies de Geno Auriemma. Entre sus muchísimos títulos y reconocimientos hay que destacar los 8 títulos de la NCAA (1987,1989,1991,1996, 1997,1998,2007 y 2008). Le diagnosticaron Alhzeimer y terminó la temporada 2011-12 si bien con un rol secundario Holly Warlick (su asistente) tomando las riendas. El 28 de junio de 2016 fallecía una de las personas más importantes en la historia del baloncesto femenino. Desde aquí hemos decidido hacerle un pequeño homenaje.

Leave a Comment