Posted on: junio 12, 2024 Posted by: Fran Cortes Comments: 0

Hace escasos días comenzamos nuestro repaso a distintas leyendas olímpicas con una leyenda de los banquillos como Pat Summitt .De éste modo calentamos motores de cara a Paris 2024. Hoy lo hacemos con la jugadora más dominante de la historia del baloncesto. Hablamos de la pívot soviética Uliana Semenova.

La historia olímpica de nuestra protagonista comenzó en Montreal 76 donde ya comentamos que la Unión Soviética se alzó con la medalla de oro con nuestra protagonista como jugadora destacada. Nacida en 1952 su gran estatura (213) provocada por su acromegalia la hizo pronto una jugadora dominante por su estatura. Pero a su estatura le añadía además lectura del juego e incluso un lanzamiento decente desde el tiro libre. Ya con apenas 16 años era con el Dauwaga Riga una jugadora muy importante. En el momento de disputar los antes mencionados Juegos Olímpicos de 1976 ya acumulaba en su palmarés 8 de sus 11 Euroligas, 8 de sus 15 ligas soviéticas con el Dauwaga Riga más 5 Eurobasket y dos Mundiales (1971 y 1975).

En Moscú 1980 edición de la que vamos a hablar al Unión Soviética era la gran favorita, más todavía con la renuncia de Estados Unidos. Bulgaria, Cuba, Hungría, Italia y Yugoslavia eran los rivales. Ésta vez se seguía el formato de liguilla todos contra todos pero al final los dos primeros se enfrentaban en un partido por el oro y el tercero y el cuarto lo hacían por el bronce. Las soviéticas, con Semenova “en su prime” arrasaron a sus rivales venciendo todos sus encuentros por grandes palizas siendo su victoria más corta el 104-73 ante Bulgaria en la final. Semenova terminó como máxima anotadora del torneo olímpico con 21.8 puntos por partido teniendo entre sus escuderas a jugadoras como la pívot Olga Sukharnova, Nadezda Olkhova o Nelly Feriabnikova. La medalla de plata fue para Bulgaria y el bronce para Yugoslavia.

Aquí acabó la trayectoria olímpica de Semenova. El boicot de la Unión Soviética a los Juegos de Los Ángeles le impidió optar a un tercer oro olímpico. Y su maltrecho físico le impidió llegar a Seul 88.

Desde finales de los 60 hasta bien entrados los 80 fue la máxima dominadora del baloncesto europeo y Mundial. En 18 años con su selección únicamente perdió un partido. Ganó 2 Juegos Olímpicos, 3 Mundiales y 10 europeos más los antes comentados títulos con el Dauwaga Riga.

Ya en el ocaso de su carrera, en la temporada 1987-1988 con cierta apertura en el bloque soviético llegaba su primera experiencia fuera de su país. El Tintoretto Getafe lograba el fichaje de la jugadora si bien la mayor parte de su salario iba a parar al gobierno soviético. Como resultado de su fichaje las madrileñas pasaban de estar en la parte baja de la tabla a quedar subcampeonas de Liga Nacional (actual LF). Pese a estar lejos de su mejor nivel seguía siendo una jugadora determinante. Pero además de ello, muchas de sus compañeras y rivales destacan también la faceta humana de Uliana Semenova. Después de ésta experiencia finalizaría su carrera deportiva en el Valenciennes Orchies francés en el que se retiraría en 1989. Actualmente vive en Letonia con bastantes problemas de salud (le amputaron una pierna). Antiguas compañeras y rivales le han ayudado económicamente para que pueda tratar sus problemas de salud. Para conocer su figura es muy interesante el programa que le dedicaron en el siempre interesante Informe Robinson. Si queréis verla jugar podéis ver en Youtube vídeos como éste.

Leave a Comment